Por fin, después de llegar a un país turístico he podido hacer algunos movimientos turísticos. 

Este fin de semana han venido algunos amigos a vernos aquí a Kratie, un pueblo donde no se puede conseguir leche, ni pensar en artículos de lujo como Nutella o un buen “burret” (por lo general también muy difícil fuera de Valencia y Alcoi). Pero bueno, la tranquilidad tiene su precio. Hemos alquilado un “tuc tuc” y por 15$  (11/12 €) hemos dado una buena vuelta de aprox. 100km. En un articulo anterior ya hablaba de los delfines de río y los hemos visto, en total 10 diferentes, impresionante. Además me he permitido el lujo de beber una copa de Whisky ( o “güisqui” para los españoles) y claro, directamente mi buena flora intestinal se ha convertido en una montaña rusa, todo gracias al  “güisqui” de calidad, pero solo fue un día y ya estoy mejor. Os deseo lo mejor y nos vemos el miércoles que viene.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *